Poesía del momento, Nº 107 a

Primera de junio de 2005

 

 

Trasplántame el paisaje en que te mueves,
que debo caminar sobre tus pasos;
mis pies han de acoplarse a tus pisadas,
mi ritmo ha de bailar en tu arbolado.
Me desciño de todo, mis rodillas
no saben ya de cultos milenarios,
ni saben de temblores,
sólo saben de abrazos;
mis rodillas, paréntesis adscritos
a tus hombros sesgados,
a tus caderas lúbricas,
tu piel desnuda, tu alarido manso.
Y te ciñes de mí, tu vestimenta,
rezumante de amor, de olor, de tacto,
ni disfraz ni uniforme,
sólo yo misma, en trémulo arrebato.
Trasplántame a tu mundo,
a tus caminos, ritos y poblados,
que el alma se me extingue
de tantas acrobacias y naufragios,
de tanta soledad y desaciertos,
de tantos sobresaltos.
Trasplántame a tu mundo,
o repuebla de tu ámbito mi espacio.



Poema "Trasplántame", marzo 2004

Breverías

   
1351
El tiempo se ha hecho mar y nos separa;
si se hubiera hecho luz y nos uniera…
Si yo me hiciera tacto, y en tu cara
se durmieran mis manos…Si pudiera…

1352
Te ha temblado la voz, y en cada dedo
una alondra invisible te ha temblado,
como si el aire hubiera alborotado
todas tus ramas, y sintieras miedo;

como si el aire susurrara un canto
con suave fondo de arpas y violines,
como si en melancólicos jardines
cada rosal se humedeciera en llanto.

1353
Lucharé contra el tiempo que amenaza
las exiguas vivencias que tuvimos,
el profuso trasfondo que persiste.

Al dejarlo pasar nos despedaza,
volvemos a vivir si resistimos,
y el alma de colores se reviste.

1354
Ardan las velas, quémese el incienso,
arranquen los boleros, ruede el tacto,
surja el deseo, frágüese el consenso,
lógrese al fin la ejecución del acto

1355
Ni el libro, ni la música, ni el sueño,
me separan de ti o te substituyen;
mis brazos son arroyos que confluyen
en un hueco de ausencia. Qué pequeño

el mundo en que no estás; me sobra todo;
todo también me falta al carecerte,
tú, tan parte de mí que al no tenerte
sólo a mi propia nada me acomodo.


(Indice)

Poemas









   
Necesario retorno

Ah, mi noche de nervios y desvelo,
en temor y esperanza de la aurora,
rondándome la mente, hora tras hora,
tenaz tropel de dudas en revuelo.

¿Vendrá? Lo esperaré. No, que no venga.
Una vez más, amor. Mejor, no llegues.
Ya te ausentas de mí; ah, no me niegues
el tacto que a mi lado te mantenga.

Quisiera verte una vez más, y luego
otra vez, y otra, y otra, vagabundo
usurpador de mi pequeño mundo,
incoloro sin ti, tedioso, ciego.

Y partes, has partido sin dejarme
la última huella que tu labio hiciera,
y sin decirte adiós, de la manera
que sobre ti me hiciera derramarme.

Se me vuelve a ensanchar esta distancia
acortada en tan íntimos momentos,
pero aun vibran en mí estremecimientos,
y aun respiro en mis manos tu fragancia.

Esperaré que un nuevo calendario
me ofrezca un cuadro con tu nombre impreso,
e iré gestando para ti tal beso
que juzgues tu retorno necesario.


Castilla, 30 de mayo de 2005

(Indice)




















El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor