Poesía del momento, Nº 144 d

Cuarta de julio de 2008

    

          

Para información sobre el autor click here




He vuelto a ver la espalda de los sueños,
que sólo dejan verla al evadirse;
aunque siempre se van sin despedirse,
cuanto más arraigados, más risueños.

Nunca lloré por ellos; me impartieron
música y luz, y una esperanza intensa;
ellos fueron mi sola recompensa,
no lo que se alcanzó, lo que ofrecieron. 

Brevería Nº 1185

 

 

 

Breverías

   
1911
Tenía vocación de sombra. Andaba
con pie indeciso, como si temiera
en cada paso el tropezón seguro.

Y su propia ascensión la derrumbaba,
como si su alma de cristal tuviera
la urgencia de abatirse contra un muro.

1912
Ah, las noches inmensas, como ríos
que no terminan de pasar, senderos
que no conducen a ninguna meta;

y la mente se inventa griteríos
que impiden razonar, y ballesteros
que lanzan siempre idéntica saeta.

1913
Su voz era lejana, era una mano
que no se tiende, que ha olvidado el roce,
su voz era mirada que no ve.

Mi oído tan atento, tan cercano,
sólo oye ruidos, no los reconoce;
nunca perdí el amor, perdí la fe.

1914
El tiempo se ha hecho estéril, no genera
las primaveras que antes producía,
sólo hay diciembres inhospitalarios

en que el frío del alma se apodera,
y con el frío la melancolía,
y con ésta agonías y calvarios.

1915
Antes del súbito enmudecimiento,
antes de que tu fuente le negara
a mis labios en sed su último sorbo,

antes de tu éxodo y mi desaliento,
antes de que tu puño me aplastara,
¿recuerdas si fui más que simple estorbo?

(Indice)

Poemas

   
1922 - Intangible

Mujer sin piel, sin rostro, silueta
imprecisa en el fondo de la mente,
cercana voz, pero de cuerpo ausente
que aún no he llegado a ver. ¿En qué secreta

oscuridad te ocultas? La violeta
emboza sus encantos, mas consiente
la mirada indiscreta de la gente,
y es la mía no menos indiscreta…

¿Cuándo se hará tu realidad visible?
Resido en el solar de lo intangible,
con sombra, viento y luz, pero sin ti.

Y es hacia ti que extiendo ojos y manos
hambrientos de tus senos tan lejanos,
en que sólo al soñar me sumergí.


Los Angeles, 22 de julio de 2008


(Indice)

   
1923 - Esperándote

Casi te veo ya, tras esperarte,
como a un cometa azul, año tras año,
doscientos, tal vez más; parece extraño,
miro al cielo y no acabas de anunciarte.

Y sin embargo estás; mi alma comparte
cierta proximidad. Qué desengaño
si al percibir que casi te acompaño,
ni llegaras a mí, ni yo a tocarte.

Ábrete paso ya entre las estrellas,
con tu estela de luz; no hay otras huellas
que delaten mejor tu cercanía.

Y al llegar, arrebátame y envuelve,
mientras el corazón se me disuelve
a los arrullos de tu compañía.


Los Angeles, 22 de julio de 2008
(Indice)

   
1924 - Los años

Han trepado los años, insistentes,
la curva de tu espalda, las caderas, 
la zona triangular, las semiesferas
de los senos ingrávidos, turgentes.

Y sin embargo danzan florecientes 
como en viva explosión de primaveras.
Mirándote al espejo, reverberas,
piensas que es bello lo que ves, no mientes.

Hay una exquisitez, gracia madura,
aureola sensual, que se apresura
cuando se van los años agolpando.

Al nacer somos ánfora vacía 
que se nos va llenando día a día,
y en mí se va la tuya derramando.

Los Angeles,
22 de julio de 2008
(Indice)

   
1925 - Todo llega a su fin

Fueron días de gloria, fueron meses,
fueron años también; fuera una vida
a ritmo de pasión enfebrecida,
a nivel de altruismos, no intereses. 

Pero vida no fue. Fuimos cipreses
de agujas despuntadas, avenida
con barrera a través, y despedida;
las victorias de antaño, ahora reveses.

Todo llega a su fin. Desagua el río,
se disuelve la nieve, ancla el navío,
y uno pierde el amor, y otro la fe.

Y éste podrá tal vez seguir amando,
indefinidamente agonizando,
sin entender ni el cómo ni el por qué.

Los Angeles, 23 de julio de 2008

   
1926 - Sombra

Yo fui la sombra de una idea pura
que alguien mejor que yo preconcebiera;
sombra que nace o se hace forastera
con rasgos propios de caricatura.

La idea es luz, la sombra, cripta oscura
con avidez de sol en la vidriera,
y un sueño utópico en que se libera
de su rastro de tierra, su atadura.

Otra mente hizo suyo aquel concepto,
y me acogió; llevóme en su trayecto
de fantasías y adopté su paso.

Voló un día la idea no sé a dónde,
sigo llamándola, mas no responde,
y ahora soy mera sombra de fracaso.

Los Angeles, 23 de julio de 2008 
(Indice)

   
1927 - Era un ir sin llegar

Era un hombre amarrado a la cadena,
galeote de amor, cruzando mares
no de azul, mas de gris, y en sus cantares
exprimiendo las gotas de su pena.

Era un ir sin llegar, una condena
sin crimen cometido, eran millares
de razones oscuras, tan dispares,
y que en ninguna la verdad resuena.

Cargado de ese fardo, en permanente
gira sin rumbo, como quien resiente
la injusticia que nunca ha merecido,

andaba, andaba, andaba, sólo viendo
cómo el alma se le iba deshaciendo,
pero sin renegar de lo vivido.

Los Angeles, 2
4 de julio de 2008
(Indice)

   
1928 - Algún día, tal vez
Me duele la mirada de no verte.
Al exhumar tu rostro en mis archivos
me duele aún más; son tantos los motivos
como fuera enigmático perderte.

Algún día tal vez, tal vez despierte,
si soñándote estoy; y en mis cultivos,
de ti sembrados, tan improductivos,
logre mejor cosecha al removerte.

El fuego abrasará cada gavilla
de hierba seca, habrá nueva semilla
para el surco recién aparecido.

Madurará esta mies espigas de oro, 
y me repetiré: "Ya no la añoro",
fingiendo absurdo, inexistente olvido.

Los Angeles, 24 de julio de 2008
(Indice)

   
1929 - La sed de ti

Aquella sed que tuve, la que hoy siento,
la que me va a deshidratar mañana, 
la que no encuentra vaso ni fontana
que remedie mi urgencia del momento;

la sed de ti, del acumulamiento
de desvaríos que el deseo hilvana,
la sed que no te alcanza, aunque cercana,
y de hacerlo, me haría más sediento;

la sed que intenta aniquilarse a besos, 
la sed de penetrarte hasta los huesos, 
la sed de ti, de ti, de ti, mujer;

tórnate surtidor, manantial, pozo, 
y enciéndeme y apágame este gozo,
para otra vez volvérmelo a encender.

Los Angeles, 24 de julio de 2008
(Indice)

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor