Poesía del momento, Nº 152 c

Tercera de marzo de 2009

              

Para información sobre el autor click here




Todo termina en ti; nada franquea
tus bordes más lejanos;
como si fueras playa, y la marea
te acariciara con sus propias manos,
sin pasar adelante, satisfecha
de haber llegado. ¿Para qué seguir?
Hoy tu abrazo me estrecha,
y en esa paz me quedaré a vivir.

Brevería Nº   1404

 

 

 

Breverías

   
2036
Me rasga las entrañas ver sin verte,
y sin palabra pronunciada, oirte;
es morir cada día, aunque sin muerte;
es como si me amaras, y morirte.
2037
Se filtra el día por la cerradura,
por las contraventanas mal cerradas,
me abre los ojos, toro que procura
a reveses de luz, o de cornadas,
separarme de ti. Es la hora oscura
de la aurora rompiéndome a lanzadas.
Es tiempo de partir. La noche ha sido
diafanidad que el alba ha oscurecido.
2038
Tu impúdica fragancia se revela,
entre mis sábanas alborotadas,
como temblor de sexo no cumplido

Y en cada anochecer me desnivela,
como si percibiera tus pisadas,
sin percatame de que no has venido.
2039
Me dejé herir por tu silencio, losa
de frialdad sobre mi piel desnuda,
inevitable sombra que me acosa
y a mi contorno en espiral se anuda.
Me hablo a mí mismo, afirmo cada cosa
que dejaste de hablar al quedar muda.
De las demás, que me dijiste un día,
cada vez más mi mente desconfía.
2040
Ya te ha llegado el tiempo del abrazo
desligado de historia y compromiso;
aprenderás de dudas y reemplazo,
que te sobrevendrán sin previo aviso;
seguirá a cada rosa un martillazo,
y un infierno tras cada paraíso.
Y te preguntarás si tu contento
vale la pena tanto sufrimiento.

(Indice)

Poemas

   
 
Hermana brisa

Hoy era triste el tacto de la brisa.
Su ilimitada mano, aunque sin forma,
sabe adaptarse a mi contorno, ciñe,
induce, alienta y al final me arropa.
Siempre la imaginé con la más amplia
de las sonrisas, invisible novia
danzando en la enramada, entre susurros,
con dedos de humo azul que me acordonan.
Pero hoy no era la misma, aunque pasara
como el ángel de siempre, paz y aroma.
Hoy hablaba en rumores lastimeros,
adaptándose a mí. Se me incorporan
dolores ásperos que nunca tuve,
aunque los escuché de boca en boca.
Toda mi vida siendo canto, y grito,
siendo risueño surtidor, gaviota,
radiante nube en fácil singladura,
feliz pegaso que el azul galopa.
Y de repente es muda mi garganta,
y se me apaga el agua, y se deshojan
mis alas en la playa, me oscurezco,
y mi carrera astral se desmorona.
Gime la brisa y me tamborilea
las ventanas del alma; se me acopla
a todos los relieves, firme abrazo,
y rompe en mi interior como una ola.
Hermana brisa, que entra y se me adapta,
de mi desolación tan perceptora.


Los Angeles, 25 de marzo de 2009
(Indice)

   
 
Enlutada soledad

Por ásperos, erráticos caminos
llegué a la soledad no deseada.
No al sereno retiro que se escoge,
sino al encierro que se nos implanta.
Tantas veces, cansado de la brega,
di a la vida la espalda,
me refugié en mí mismo,
y reposé en cojines de nostalgia.
Yo era todo mi mundo y mis recuerdos,
reviviendo, evocando cada ráfaga.
Era la soledad de la sonrisa,
frente al confinamiento de las lágrimas.
Y esto es lo que me aborda
a ritmo de derrota, de amenaza.
¿Cómo podré especificarte el lastre
que me está sumergiendo, la pedrada
que me hiere en la nuca, los portazos,
y el pecho ensangrentado a sable o lanza?
Es débil la palabra, sólo dice
perfiles, sombras o siluetas vagas.
Tal vez creyeras entender. En vano.
Sólo idéntica espina, o puñalada,
sobre tu propia carne,
llevará la elocuencia necesaria.
Por tanto, no hablaré. ¿Cómo exponerte
la ruina de la rosa profanada,
del niño fulminado por el rayo,
del colibrí abatido mientras canta?
Hilvané tantas frases,
todas tan descriptivas, tan exactas,
pero yo solo comprendí su alcance,
como las víctimas no más lo captan.
Y tú nunca lo has sido;
me entenderás a golpes de navaja.
Quedo en silencio, con mi propio llanto,
en esta soledad tan enlutada.


Los Angeles, 25 de marzo de 2009
(Indice)

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor