Poesía del momento, Nº 179 b

Segunda de junio de 2011


Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

 

(Para información sobre el autor, click en su nombre)    


Si al trasponer el túnel de la muerte
se me abriera la puerta de la vida,
seguiría tus huellas hasta verte
despuntar como nueva amanecida;
si no pudiera entonces retenerte,
regresaría al punto de partida.
¿Para qué repetir la misma etapa
si de nuevo tu imagen se me escapa?

Brevería Nº 1391

 

 

 

Breverías

   
2496
Te cubriré de siglos, y encerrada
quedarás, como un ave, alas tendidas,
inmóvil, en un cubo de cristal,

sin desgastarte el tiempo, en la dorada
quietud de las nereidas, hoy dormidas
en plena desnudez primaveral.

Tan bella eternidad, poder amarte
en tu perenne, mágica belleza,
mas también con la agónica certeza
de no poder tocarte.

2497
Anatómica niebla en que me adentro,
mujer que me posees, mas no te haces
asequible a mi mente ni a mi tacto.

Toda a mi alrededor, y no te encuentro,
imagen de propósitos audaces,
mas etérea y distante, rasgo abstracto.

Quiero acceder a tu alma, a tu sentido,
absorberte, no ya ser poseído.

2498
Ah, tu íntima esbeltez. Tienes ojivas,
y columnas, y cúpula, y vidrieras
en que se hace la luz multicolor.

Alma de catedral, guardas cautivas
reliquias de otro amor que aún hoy veneras,
y yo aspirando a ser el sucesor.

2499
Nadie la toca o canta,
mas oigo una canción, en esta aurora
templada de septiembre, que me hechiza.

Su tono mudo crece, se agiganta,
me envuelve en su abundancia, me devora,
y al mismo tiempo me revitaliza.

Llega también tu imagen tentadora,,
que nadie, sino yo, ve y poetiza.

2500
Tienes más claridad que la alborada.
¿Por qué, pues, no te entiendo?
Tal vez eres silencio, quizá estruendo,
pero en el fondo, nada.

(Indice)

 

Poemas

   
 
2698 - Galeón de oro

Voy por mi mar de ensueño, pero exploro
tierras desconocidas. Mi estandarte
no ondea sobre alcázar ni baluarte
que se me haya rendido. Por decoro.

Ven sin tardar. Mi galeón de oro,
a punto de partir, sabrá esperarte.
Quien viaja conmigo, me comparte,
pero ni insisto, ni tampoco imploro.

El viento es favorable, y va curvando
las blancas velas. A mi voz de mando
zarparemos. A bordo, pues, mujer.

Mi nave, en inquietud, se balancea.
Soltamos las amarras. Alborea
dentro de mí. Me siento estremecer.

Los Angeles, 10 de junio de 2011
(Indice)

   

2659 - Cuestión de libertad

Son las noches más largas que los días
cuando se tuvo amor y se ha perdido,
como la voz callada del olvido
ensordece remotas alegrías.

Y sin embargo, hay luz, y melodías,
y el impulso voraz de la libido,
que provocan espíritu y sentido
a la obtención de nuevas compañías.

No hay sólo una vereda, o una rosa,
o una estrella en la noche luminosa,
como no hay sólo un tren, o una ciudad.

Mas la vida, que es una, es toda nuestra.
Somos, si la desgracia nos secuestra,
dueños de nuestra propia libertad.

Los Angeles, 10 de junio de 2011

(Indice)

   
Los pasos del olvido

Resuenan a mi espalda, intermitentes,
los pasos del olvido.
Son una sombra más, inseparable,
enredada a mis pies. No son aullidos
sacudiendo la tarde silenciosa,
ni ultrajes dichos al pasar, ni gritos.
No resuenan violentos,iracundos,
mas bien amortiguados, clandestinos;
no de insultos clavándose en el pecho,
sino de golpes en la espalda, al ritmo
de mis propias pisadas, como si alguien
me siguiera de cerca en el camino.
No se amortiguan por las zonas lúcidas,
farolas en la calle, pasadizos
frente a viviendas bien iluminadas,
o al cortar por los ruidos
de los bares abiertos;
ni avivan su rumor por los más íntimos
lugares de la noche,
donde se funden los amantes tímidos.
Llevan el firme tono inexorable
de la misión tenaz, del veredicto.
Nadie los oye, sino yo. Parecen
ir al mismo compás de mis latidos.
Tal vez hay cierta afinidad entre ellos,
aparte de ese traqueteo cíclico.
Los escucho en la noche, y a la aurora,
en pleno día y al ocaso tibio;
me siento perseguido, aprisionado.
Tienen la persistencia del martillo
sobre el yunque del tiempo,
que no consigue bloquear mi oído.
Me siguen sus pisadas,
me castigan sus ruidos.
Cuando canta el amor, llueve armonía
bajo el cielo azulado, cristalino.
Cuando calla el amor, se hace el silencio,
tan alucinador, tan expresivo.
Cuando el amor se esconde o nos deserta,
nos hostigan los pasos del olvido.
Nuevos Orestes somos, que las Furias
persiguen inclementes a un exilio
de sombras de recuerdos,
sufriendo, aunque sin crimen, el castigo.

Los Angeles, 13 de junio de 2011
 

   
Sin haberme mirado

Te vi, te contemplé, casi eras mía,
sin haberme mirado.
Hay tantas formas de anudarse, ajenas
a la celebración del primer tacto…
Las alcobas conectan mutuamente
por medio de hilos invisibles, mágicos,
que pocos saben percibir, y llevan
intrigas de unos y otros, arrebatos,
percepciones, conceptos,
ya en primor exquisito o a disparos.
Somos arcángeles de fuego en marcha,
con la ofrenda en las manos,
o la súplica extática en los ojos,
a golpes de relámpagos.
Todos somos iguales,
por las mismas espuelas acuciados,
análogos estímulos,
idénticos obstáculos.

Antes te conocí de conocerte,
como si en mí estuvieras, con el fausto
de la princesa egipcia,
o la serena desnudez del álamo.
Dormí en tu lecho sin que lo advirtieras,
te hice el amor, oh, férvido naufragio,
tú, mi mar, yo hasta el fondo,
mas sin saberlo tú, desvinculados.

Tal vez un día me verás, y al punto
se te encienda una luz, despierte un canto,
surja un temblor radiante en tus entrañas,
y me tiendas la mano.
Me reconocerás, sin conocerme,
porque nos hemos visto, sin mirarnos.

Los Angeles, 13 de junio de 2011

   

2660 - Tal cual eres

Sonriendo desnuda eres más bella;
toda entera de luz, sin conjeturas.
Al verte por la calle, vas a oscuras,
brotando una pregunta en cada huella.

No me importa la alondra, ni la estrella,
ni el reclamo de tantas criaturas
ocultas en sus propias vestiduras;
ni a desprecio me incitan ni a querella.

Pero tú eres la forma que no admite
decorado, ni juego al escondite
de telas, y colores, y antesalas.

Tal cual eres, colmándome la vista
tu figura más fiel, más realista,
piel y sonrisa tus mejores galas.

Los Angeles, 14 de junio de 2011
 
(Indice)

   
2661 - Amante, el mar

Se adormece el silencio. La colina
va perdiendo la luz. Tú, en el ocaso,
renaces sobre el mar, como un pegaso
cabalgando las aguas, pura ondina.

Sobre la superficie cristalina,
entre ola y ola de espumoso raso,
qué integral es su abrazo, y qué fracaso
si el mío a otro interés se subordina.

Sal de ese mar que se declara tuyo.
Si él te posee, yo me disminuyo,
y sólo serás mía en tierra firme.

Oh, qué tarde fatídica, tan lenta.
Amante el mar te arropa y me atormenta,
y no sé si quedarme o despedirme.

Los Angeles, 14 de junio de 2011
(Indice)

   

2662 - Tú, mi sendero

Transitable te has hecho, mi sendero,
por mí y para mí abierto, en exclusiva.
Cada huella que imprimo en ti, motiva
un paso más, perenne, si ligero.

No te comparto. Vaya el forastero
por otros feudos y opte a perspectiva
que no injiera en la mía; vague o viva
lejos de mi quehacer, de mi lindero.

Sobre mi plantación trazado fuiste,
y sobre ti camino, alegre o triste,
que a través de mis pies al alma llegas.

Tú imprimes también huellas en mí mismo.
Y en este íntimo, mutuo dinamismo,
somos adjuntas almas andariegas.

Los Angeles, 15 de junio de 2011

   
2663 - Sin premura

La prisa del vivir me desconcierta.
Pasé la etapa del galope, el fiero
ciclo de las urgencias, el ligero
hola y adiós de cada tibia oferta.

Cuando la madrugada me despierta,
descúbrate a mi lado, y si el jilguero
se despide del día en el otero,
puebles mi noche, sin tu piel, desierta.

Intercepta el progreso de las horas,
y hazte perpetuidad. Que en mis auroras
me acompañes, y en mis atardeceres.

Sin premura o zozobra, con la calma
de quien lo tiene todo en cuerpo y alma,
y es feliz prolongando los placeres.

Los Angeles, 15 de junio de 2011
(Indice)

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor