Poesía del momento, Nº 190 a

Año 16

Primera de mayo de 2012


Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

       

    

(Para información sobre el autor, click en su nombre)    


Leve tamborileo de minúsculos dedos,
la lluvia en los tejados, la lluvia sobre el mar,
la lluvia en los cristales, sus reclamos tan quedos,
y en tus ojos la lluvia sin tamborilear.

Brevería Nº 1419

 

 

 

Breverías

   
2706
¿Qué te queda de aquel adolescente
que, ansioso como tú, y tan inexperto,
exploraba tu propia anatomía?

Tras la puerta a tus padres adyacente,
tan errático el tacto, tan incierto,
con tanto ardor, tan poca picardía.

Mas llegó a dominar la asignatura,
apoyado en tu propia asesoría,
y hoy se pregunta si algo en ti perdura.

2707
Debo quebrar el vidrio ennegrecido
que me aparta de ti; que al menos verte
pueda ser mi consuelo, aunque precario.

Ignoro quién o qué te me ha prohibido.
Si has sido tú, no habré de retenerte.
Te raptaré, si ha sido un adversario.

2708
-¿Quieres dormir conmigo?
-No, por Dios. Uno duerme con la esposa,
tal vez con alguien que nos llama amigo.
No podría jamás dormir contigo,
tan espontánea, tan voluptuosa…

Tú eres para soñar la noche entera,
despiertos, muy despiertos, compañera.

2709
En la raíz de mi garganta, un grito
pugna por evadirse,
y reventar, clamando por la escucha.

No es suficiente mi mensaje escrito,
tantas veces callado. Debe abrirse,
convocando a las gentes a la lucha.

Náusea me dan quietud e indiferencia
frente a la usurpación y la violencia.

2710
Sucede en aeropuertos. Las mujeres
son más bellas que en calles y plazuelas.
Tienen aire de vuelo, golondrinas.

que emigran y regresan. Sin deberes.
Con oportunidades. Sin cautelas.
Menos dubitativas. Más genuinas.

Imagino en su rostro ofrecimientos
capaces de agrietarme los cimientos.

(Indice)

Poemas

   
2978 - Me renuevo

Me renuevo a la luz de tu contacto,
clorofila del alma, primavera
regenerando vidas, sementera
de cálida eclosión, matiz e impacto.

Dejas de ser idealismo abstracto,
y devienes acción que se apodera
de mi sentido hambriento, enredadera
de cópula encendida, abrazo exacto.

Llegas en amplitud, revitalizas
mis cámaras oscuras, y deslizas
las curvas de tu piel sobre mi piel.

Remodelas mis formas con tu rastro,
siendo escoplo y martillo en mi alabastro,
y en mi lienzo, colores y pincel.

Burgos, 1 de mayo de 2012

(Indice)


   
2979 - Voy a beber tus ojos

Voy a beber tus ojos, vino oscuro
que en dos chorros gemelos de elocuencia
me embriagan de arrebato, de inocencia,
y en cuyo brillo tu ansiedad capturo.

Hacia el alojamiento me apresuro
de la boca entreabierta, en concurrencia
de voz y lengua, arcana procedencia
del susurro y el beso que procuro.

De tus manos, si trémulas, festivas,
anticipo avanzadas impulsivas,
en íntima, certera exploración.

De las mías, erráticas, sedosas,
te han de nacer sobre la carne rosas
de extáticas fragancia y vibración.

Burgos, 2 de mayo de 2012

(Indice)


   
2980 - No importa si no estás

No importa si no estás. Cuando estuviste,
te absorbí, y hoy te llevo, toda mía,
en parte en gozo, en parte en agonía,
dinámico prodigio que persiste.

Aun cuando te apagaste, me encendiste
en llama y luz, que sombra o lejanía
no alcanzan a extinguir, y en armonía
que al desorden más frívolo resiste.

No importa si no estás. Tal vez conmigo
va quien ya no eres tú, pero consigo
que desborde los cauces de mi mente,

que siga siendo el tren que me atropella,
y en la noche trivial la única estrella
de brillo ofuscador y consistente.

Burgos, 3 de mayo de 2012

(Indice)


   
2981 - Me incita la razón

Me incita la razón al abandono
en esta empresa del amor frustrado;
mas el duende del alma, enamorado,
no escucha, y yo ni acepto ni razono.

En mi desolación, me desmorono
sobre mi propia ruina, desangrado;
y sin embargo nunca he renegado
de mi entrega de ayer, ni la traiciono.

No evalúo el amor por sus victorias,
efímeras ganancias, o ilusorias,
cuando no mascaradas, o intereses,

sino más bien por su blasón sangrante;
porque exhibe su lado más vibrante
en la severidad de los reveses.

Cantabria, 4 de mayo de 2012

(Indice)


   
2982 - Así llega el amor

No viene en trueno, arpón o torbellino,
sino en manso temblor de alas de seda,
en ráfaga apacible que se enreda
en muslos de alba, en corazón genuino.

Así llega el amor. No por camino
zigzagueando en yermo o arboleda;
es mística, invisible, su vereda,
enhebrando lo humano y lo divino.

Por ella voy a ti. Por ella vienes
en suavidad sutil, y te mantienes,
desafío de luz, a mi costado.

Frágil perfil, espíritu de brasa,
mujer cuyo alborozo se transvasa
a mi propio sentido arrebatado.

Cantabria, 8 de mayo de 2012

(Indice)


   
2983 - Quiero jugar

Quiero jugar a placidez de brisa,
y enredarme en tus muslos, antesala
de ese hospedaje oscuro en que apuñala
mi rojo instinto tu oquedad sumisa.

Seré ráfaga afable que improvisa
remolinos de tacto, y circunvala
tu cuerpo en orfandad, de colegiala
esbozando minúscula sonrisa.

En el revuelo azul de tu vestido
se amotina el propósito prohibido
que tanto te empeñaste en sofocar.

En esta exhalación que ahora te envuelve,
traigo la nigromancia que te absuelve
de todo cuanto vamos a pecar.

Cantabria, 8 de mayo de 2012

(Indice)


   
2984 - Paradójico mundo

Me hablan de ti las sombras elusivas
que te vieron pasar alborozada
con un mundo encendido en la mirada
y un ritmo audaz de músicas festivas.

Todavía me abrasas, me cautivas,
desde tu intimidad en retirada
a mi propia añoranza, saqueada
por tus propias ausencias emotivas.

Desfilan ante mí las proyecciones
de la historia de ayer, en sus versiones
de espina y rosa, luz y oscuridad.

Paradójico mundo el que he heredado,
de amor enardecido y fracasado,
al que mantengo absurda lealtad.

Cantabria, 9 de mayo de 2012

(Indice)


   
2985 - De cristal

El eco de los pasos queda fuera,
las palabras ajenas, los rumores.
Silencio entre tú y yo. No hay ruiseñores
despertando tan blanda primavera.

Si arrastrara misterios, si tuviera
insólitos enigmas interiores,
quebrarían sus claves los fervores
que hablan por mí en mutismo y a tu vera.

Soy de cristal, de núcleo quebradizo,
corteza transparente, y me deslizo
sobre tu frágil, diáfana entidad.

Me ves tal como soy, y yo te veo
hasta el fondo del alma, donde leo
en callada quietud tu intimidad.

Cantabria, 10 de mayo de 2012

(Indice)


El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor