Poesía del momento, Nº 197  d

Año  16

Cuarta de diciembre de 2012

 

Poemas de amor,

de soledad, de esperanza

(Para información sobre el autor, click aquí)     


Ahí las cosas están, en permanente
proyección de perfiles sombreados.
Cada sombra una muda voz yacente,
a la espera de oídos y teclados.

Yo las invito a resurgir, y al grito,
al diálogo, al susurro, en mis poemas,
y su mensaje de aire dejo escrito.
Ellas y yo. Mi inspiración. Mis temas.

Brevería Nº 2541

 

 

Breverías

   
2856
El envejecimiento es la costumbre
de vivir inactivo. No envejece
quien febril multiplica su tarea.

La ociosidad genera podredumbre
al fondo del cerebro, y entumece
cada fuerza vital que no se emplea.
 2857
En este otoño de mis años blancos
miro hacia atrás en paz, sin añoranza,
y al porvenir sin miedo ni ansiedad.

Parques y plazas me sugieren bancos,
mas prosigo a pie firme, en alianza
con el sendero de mi soledad.

2858
El naranjo del patio es generoso.
Le doy agua, y le ofrece a mi reposo
sus globos de oro y su frescor umbrío.

Bajo sus ramas leo hora tras hora,
y junto a mí, sobre la mecedora,
duerme el perro. Y el mundo es todo mío.

2859
Aquí, a lo largo de mi piel, reclina
toda tu longitud, sin atavío.
En ti mi posesión se arremolina,
y por todas tus sendas me extravío.
En esta hora serena, vespertina,
con la noche al llegar, el vocerío
de la gente, al pasar, se va apagando,
mientras tú te me enciendes, suplicando.

2860
Sé que me oía, pero no escuchaba;
érale mi palabra indiferente.
Yo le seguía hablando; y él callaba,
como quien sabe todo. De repente,

se volvió y me miró. Sus ojos eran
grandes, inexpresivos,
y sin saber por qué me desesperan
sus arcanas razones, sus motivos.

Los gatos, se los ama, nos sorprenden,
pero apenas sus dueños los entienden.

(Indice)

Diccionetos    (Nº  10)

(Sonetos sobre temas / palabras hallados

al azar en el diccionario)

 

   
3130 - Pensamientos

No dejes maniatado al pensamiento,
exhórtale a volar, abre la puerta
de la palabra y que tu mundo advierta
quién hay bajo tu piel, cuál es tu intento.

Pensar sin expresar es aislamiento,
quedando el alma en la región desierta
del oscuro silencio; si despierta,
más cerca de la roca que del viento.

Conozcan todos el impar tesoro
que se esfuerza en surgir por cada poro,
mas se agosta en mental cautividad.

Se te dio la razón, ave de altura,
y sólo la palabra le asegura
el vuelo que es su fe de identidad.

Los Angeles, 19 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3131 - Tiempo

Galeón transportando en su carrera,
a destino a la vez dudoso y cierto,
las ánforas de barro que en el puerto
de descarga verán mano severa.

El tiempo nos acerca a esa ribera
sistemáticamente, a pulso experto,
sin desvío en la ruta a mar abierto,
su ritmo irreversible por bandera.

Al fin, cada fatídico pedazo
se desintegrará; y habrá un chispazo
saltando de la ruina hacia la altura.

Un chispazo no más, que esa es la gloria
subsistiendo algún tiempo en la memoria
de quien participó en nuestra aventura.

Los Angeles, 20 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3132 - Confianza

No eres islote que la mar separa
de otras costas, mas péndulo que arquea
contactos a ambos lados; o marea
que a una y a otra ribera se abrazara.

No vives solo, el mundo se declara
patrimonio de todos; vasta aldea
donde cada uno vive y se codea
con los demás, y en los demás se ampara.

Confía en ti, en tu afán, en tus proyectos,
y en los de otros también; aunque imperfectos,
tiempo habrá de argüir, de readaptar.

Se da la confianza, y se recibe,
y es en tal trueque que uno se apercibe
de que para vivir hay que anudar.

Los Angeles, 20 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3133 - Verdad

Rastrea la verdad por los caminos
del amor, los obstáculos, la duda;
no se adorna de lujos, va desnuda,
como cruza la brisa entre los pinos.

Su espíritu no duerme en pergaminos,
ni en lustrosos volúmenes se escuda;
sólo dentro de ti, serena, muda,
la hallarás en sus rasgos más genuinos.

Quien clama poseerla, nos engaña,
y defrauda a sí mismo con la extraña
pretensión de alcanzarla y retenerla.

Vean en ti los otros que la tienes,
por tus acciones, porque vas y vienes
irradiando su luz, como la perla.

Los Angeles, 20 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3134 - Valores

En lo más íntimo del ser humano,
tabla rasa, al nacer, sus interiores,
la vida va tallando los valores
con su perseverancia de artesano.

El bloque amorfo adquiere, ya temprano,
entramado y perfil, evocadores
de la visión final; sus esplendores
siempre al alcance de intención y mano.

A cada cual atañe y pertenece
esculpir día a día; no se crece
sin esfuerzo de músculo y razón.

Una vez los valores adquiridos,
no serán más que inanes apellidos
sin ser estimulados a la acción.

Los Angeles, 21 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3135 - Guerra

¿Por qué se juzga despreciable el duelo
en que dos hombres zanjan una afrenta,
y no es así cuando un estado intenta
sobre otro estado idéntico modelo?

¿Y por qué un presidente, en su desvelo
por salvar al país que representa,
no utiliza tal técnica sangrienta
con su propio enemigo paralelo?

La guerra es decisión de gobernantes;
vayan, pues, ellos, y al volver triunfantes,
recuperen los puestos que dejaron.

Y si, hundidos, han muerto en la derrota,
de sus gestiones tomaremos nota,
que, como en paz, en guerra fracasaron.

Los Angeles, 21 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3136 - Sabiduría

Amplio saber no da sabiduría;
quien eventos o gestas atesora,
es ambicioso hambriento que devora
sin lograr digerir; siembra en sequía.

La memoria es archivo; es la jauría
ladrando datos ahora y a deshora.;
la razón escudriña, corrobora,
descubre y analiza a sangre fría.

Listas, bloques, noticias, novedades,
frente a los silogismos, las verdades,
que son el patrimonio de la mente.

Objetos muertos frente agentes vivos,
estática ignorante de motivos,
dinámica sutil, inteligente.

Los Angeles, 21 de diciembre de 2012

(Indice)


   
3137 - Trabajo

¿La maldición de Dios, o una manera
de acentuar la dignidad humana?
El hombre piensa, y como tal, se afana
en alzar su nivel sobre la fiera.

Nos solaza el trabajo, o se tolera,
día a día, semana tras semana,
y es la propia actitud que lo engalana
de sombra o luz, que oprime o nos libera.

Piezas somos, no más, en un tablero
de ajedrez; si a nivel de caballero,
reina, torre o peón, no es importante.

La misteriosa mano nos mueve
nos invita a pensar que, larga o breve,
nuestra labor quizá es irrelevante.

Los Angeles, 22 de diciembre de 2012

(Indice)


 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor