Arcipreste de Hita

Al despertar el sol en la cañada,
Llevando mi zurrón en bandolera,
Conduje mi ganado a la pradera,
Sola en la sierra espléndida y callada.

Brindaría mi cuerpo enamorada
Al primer caminante que viniera…
Y vi a Juan Ruiz subiendo la ladera,
Frío en la piel, y ardor en la mirada.

Pude ofrecerle vino, pan y queso,
Y percibí que se iba reanimando,
Desnudándonos ambos junto al fuego.

Cantando coplas entre beso y beso,
En mí se derramó con fuerza entrando.
¡Qué fogoso amador, qué bravo juego!

                Los Angeles, 4 de Agosto de 1997


 


 


 

El Arcipreste de Hita

De las propiedades que duennas e
Chicas han
 

Quiero vos abreviar la predicaçión,
que siempre me pagué de pequenno sermón;
e de duenna pequenna et de breve rasón,
ca poco et bien dicho afincase el corazón.

Del que mucho fabla ríen, quien mucho ríe, es loco;
es en la duenna chica amor et non poco;
duennas hay muy grandes que por chicas non troco,
mas las chicas e las grandes se repiden del troco.

De las chicas, que bien diga, el amor me fiso ruego
que diga de sus noblesas, yo quiero las desir luego;
desirvos he de duennas chicas, que lo habredes por juego.
Son frías como la nieve e arden como el fuego.

Son frías de fuera, con el amor ardientes,
en la calle solás, travejo, plasenteras, rientes;
en casa cuerdas, donosas, sosegadas, bien fasientes,
mucho al y falláredes a do bien paredes mientes.

En pequenna gergenza yase grand resplandor
en azucar muy poco yase mucho dulzor,
en la dunna pequenna yase muy gran amor;
pocas palabras cumplen al buen entendedor.

Es pequenno el grano de la buena pimienta
pero más que la nués conorta et calienta,
ansí duenna pequenna, si todo amor consienta
no ha plaser del mundo que ella non sienta.

Como en chica rosa está mucho calor,
en oro muy poco grand preçio et grand valor,
como en poco balsamo yase grand sabor,
ansí en duenna chica yase muy grand sabor.

Como robí pequenno tiene mucha bondat,
color, virtud e preçio, e noble claridad;
ansí en dunna pequenna tiene mucha beldat,
fermosura, donayre, amor, et lealtad.

Chica es la calandrina, et chico el ruysennor,
pero más dulçe canta que otra ave mayor;
la muger que es chica por eso es mejor,
con donneo es más dulçe que azúcar nin flor.

Son aves pequennas papagayo e orior,
pero cualquier dellas es dulçe gritador;
adonada, fermosa, preçiada, cantador,
bien atal es la duenna pequenna con amor.

De la muger pequenna non hay comparaçión,
terrenal parayso es e grand consolaçión,
solás, et alegría, plaser, et bendiçión,
mejor es en la prueba que en la salutaçión.

Siempre quis´muger chica más que grande nin mayor,
non es desaguisado del grand mal ser fuidor,
del mal, tomar lo menos, díselo el sabidor,
porende de las mugeres la mejor es la menor.
 


 



 

Arcipreste de Hita
1282-1350

Sobresaliente figura de la literatura medieval española, nace y muere en Alcalá de Henares. De nombre Juan Ruiz, es un destacado poeta. Aunque se desconocen la mayoría de sus datos biográficos, se sabe por sus escritos que ejerce en Toledo el cargo eclesiástico que le sirve de nombre y que paga poe razones desconocidas 13 años de prisión. Su Llibro de buen amor se constituye en uno de los más representativos escritos de la poesía medieval europea. Es un poema en el que funde temas religiosos y profanos, cultos y tradiciones populares, en lírica y prosa. Relata los amores de don Melón de la Huerta con doña Endrina de Calatayud, propiciados por la proxeneta Trotaconventos.
Refleja el naciente espíritu pagano del siglo XIV en escritos moralistas, de origen árabe y francés en su mayoría, que lo convierten en el primer fabulista de la literatura española. Aunque posee amplios conocimientos, retoma y expresa la sabiduría popular en un lenguaje sencillo. El argumento es adornado con elementos humorísticos, fruto de su habilidad para destacar lo pintoresco de un personaje, una expresión y una situación, y con personificaciones realizadas bajo la influencia hindú y árabe. Sin embargo, exalta con maestría la emoción humana, exponiendo detalladamente la intrincada vida medieval. Acude a refranes y dichos populares en sus excepcionales descripciones, siendo igualmente diestro en el manejo del diálogo.
 


 
 

 

 
 
 

 





         El poema titular de esta página es original de
        Francisco Alvarez

Comentarios y sugerencias: Escríbeme:
 






      


 



A otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo:












message



Copyright / Derechos de autor