Poema escrito por:

 

 
Bohemia

Llegaron mis amigos del colegio 
y absortos vieron mi cadáver frío. 
“Pobre”, exclamaron y salieron todos: 
ninguno de ellos un adiós me dijo. 

Todos me abandonaron. En silencio 
fui conducido al último recinto; 
ninguno dio un suspiro al que partía, 
ninguno al cementerio fue conmigo. 

Cerró el sepulturero mi sepulcro; 
me quejé, tuve miedo y sentí frío, 
y gritar quise en mi cruel angustia, 
pero en los labios expiró mi grito. 

El aire me faltaba y luche en vano 
por destrozar mi féretro sombrío, 
y en tanto... los gusanos devoraban, 
cual suntuoso festín, mis miembros rígidos. 

“Oh, mi amor, dije al fin, ¿y me abandonas?” 
pero al llegar su voz a mis oídos 
sentí latir el corazón de nuevo, 
y volví al triste mundo de los vivos. 

Me alcé y abrí los ojos. ¡cómo hervían 
las copas de licor sobre los libros! 
El cuarto daba vueltas, y dichosos 
bebían y cantaban mis amigos.

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor