Soneto de 

 

Para información sobre el autor click here



 

 

 
 
Pedestal Nº 4

¿Quién a tu espalda observa la belleza
de tu alongada exquisitez desnuda
sin osar acercarse? ¿Por qué duda,
si sólo caminando se tropieza?

Ay, qué envidiable apremio, qué tristeza
no ser la piel rogada, la voz muda,
que tanto en llegar tarda, que se escuda
en silencio, temores o torpeza. 

Mano tendida, labios entreabiertos,
ojos invitadores, ¿qué otros puertos
pueden brindarse a nave pasajera?

Ah, sí; carne rosada en curvatura,
círculos de altos centros, y apertura 
que de astas asaltantes se apodera.


Los Angeles, 10 de julio de 2008

Soneto Nº 1909 de FAH
 

 

 

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor