Para información sobre el autor click here



Las atrocidades de Israel contra los palestinos no pueden justificarse con el derecho a su propia defensa. Los medios desprorcionados y la exterminación indiscriminada de la población civil y sus medios de subsistencia, sitúan a Israel más al lado de sus anteriores verdugos, los nazis, que al lado de los pueblos civilizados.
Israel creó el problema palestino, y por su propio interés se niega a colaborar en su solución.
Sólo en Israel (no conozco otro caso en pueblos civilizados) dos terroristas, pertenecientes al grupo o gang Irgún, han sido elevados a la categoría de Primer Ministro, Menachen Begin y Yitzhak Shamir, gobernantes 6º y 7º respectivamente, en su reciente historia. Tanto estos dos gobernantes, como tantos otros afiliados a esa organización terrorista, responsables de muchos asesinatos de inocentes civiles, han sido honrados por Israel.
Las múltiples incursiones en Líbano y Gaza, por ejemplo, demuestran un total desprecio por la vida humana, y más que autodefensa es simplemente asesinato indiscriminado de la población civil.

Esta página no intenta eximir de responsabilidades al terrorismo palestino, pero equiparar el valor de una vida israelita a cien, quinientas o mil vidas palestinas tiene un cierto olor a supremacía racial, que si alguien en este mundo debiera detestar es precisamente el pueblo que tanto ha sufrido por esa ideología, sobre todo durante el período de la Alemania Nazi.

Alemania

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palestina

 

 

David y Goliat luchan de nuevo,
pero en distinto bando:
es de Israel la máquina de guerra,
que la inhóspita tierra va usurpando.
Y en el juego letal, los inocentes
pagan el precio como hicieron antes,
víctimas de la estúpida arrogancia
de fariseos y de intolerantes.

Del poema "La Pietá"

Alemania

 

Palestina

Gaza

"Luego consagraron al exterminio
todo lo que había en ella, pasando
al filo de la espada a hombres
y mujeres, niños y ancianos,
vacas, ovejas y asnos." (Josué, 6, 21)


En los ojos del niño moribundo
flota el terror, y la pregunta muda:
¿Por qué a mí, si estos bárbaros de hierro
ni mi nombre conocen? ¿En qué lucha
me han visto derramando sangre ajena?
Y mis gemidos, ¿alguien los escucha?
¿Su Dios, tal vez? ¿Por qué se lo permite?
¿O sigue una vez más su mano injusta
protegiendo al ladrón, al asesino,
arquitectos de víctimas, en turbia
política, consolidando votos
con cada ruina y cada sepultura?
Claman al mundo a voces de holocausto,
mientras fabrican ghetos. No preguntan
cuánto vale una vida, la erradican,
y en la ley de la fuerza se refugian.
Un muerto es un mensaje escrito en rojo,
y un aviso el escombro de las cúpulas,
tejados y azoteas arrasados
sobre el miedo de huérfanos y viudas.
Ah, la muerte, feroz propagandista,
que los deseos del más fuerte anuncia.
No han cambiado los tiempos, solamente
víctimas y verdugos, en absurda
repetición de ayer. Arde Varsovia
bajo el asalto nazi; la figura
de Josué resucita, a sangre y fuego
aniquilando pueblos, en su lucha
de exterminio y conquista de una tierra
que siendo de otros proclamaron suya.
¿Cómo un pueblo que ha sido estrangulado
por tantos otros pueblos, no se ausculta,
se toma el pulso, vuelve atrás los ojos,
y evita la conducta
que le rasgó la carne tantos siglos?
¿Qué razones lo llevan a la oscura
ley del talión, por mil multiplicada,
y al despotismo que lo hirió se anuda?

Los ojos de este niño moribundo
se han cerrado mil veces; continúa
su muerte innecesaria año tras año,
mientras al fondo de su mente busca
explicaciones que jamás le llegan,
porque se muere de la fuerza bruta.


Los Angeles, 19 de enero  de 2009

 

Alemania

 

Israel

     

Palestina
Una vez más, Dios calla avergonzado
de su pueblo elegido.
El siervo liberado
del puño de Ramsés, se ha revestido
del hierro y de la seda
de los sátrapas que antes le oprimieron.
Mientras la máquina de guerra rueda,
David y Goliat, que ayer midieron
sus fuerzas en el campo de batalla,
hoy intercambian estrategia y talla.
David es el gigante
de fiero porte y lanza arrolladora,
tan cerril y brutal como arrogante;
y es Goliat la juventud que ignora
la amenaza y la muerte,
su arma la piedra, su razón más fuerte.
Ese pueblo de Dios, que Dios nombrara
de la dura cerviz, de cuya fuente,
padre Abraham, prolífico brotara
este otro pueblo apátrida, indigente,
hijo también de Dios, que ahora agoniza
bajo la fuerza bruta fronteriza.

Se ha instalado en Sión la encarnizada
furia hostil de Nabucodonosor,
Gaza y Ramalla gritan el dolor
de la vida truncada.
De los olivos cuelgan silenciosas
las cítaras que ayer fueron festejos;
mueren los niños, sólo se hacen viejos
desencantos y vías dolorosas.

Patria sin patria, historia sin futuro,
tierra rasgada en dos
por la vergüenza injusta de otro muro;
Berlín, Berlín, oh Palestina, oh Dios.

Los Angeles, 22 de noviembre  de 2004

Alemania

Palestina

El primer Holocausto:

Así entró Israel en Palestina hacia fines del siglo XIV a.d.JC

Libro de Josué (Capítulo 10, versículos 28-43)

 

Maquedá
10:28 Aquel mismo día, Josué se apoderó de Maquedá y pasó al filo de la espada a la ciudad y a su rey, consagrándolos al exterminio junto con todos los seres vivientes que había en ella. No dejó a nadie con vida, y trató al rey de Maquedá como había tratado al rey de Jericó.

Libná
10:29 Luego Josué, con todo Israel, pasó de Maquedá a Libná y la atacó.
10:30 El Señor puso a la ciudad y al rey en manos de Israel, que la pasó al filo de la espada con todos los seres vivientes que había en ella. No dejó a nadie con vida, y trató a su rey como había tratado al rey de Jericó.

Laquís
10:31 Después Josué, con todo Israel, pasó de Libná a Laquís, la asedió y la atacó.
10:32 El Señor puso también a Laquís en manos de Israel, que la conquistó al segundo día, y la pasó al filo de la espada con todos los seres vivientes que había en ella, exactamente como había hecho con Libná.
10:33 Mientras tanto, Horám, rey de Guézer, subió en ayuda de Laquís; pero Josué lo derrotó, a él y a su ejército, hasta no dejar ningún sobreviviente.

Eglón
10:34 Luego Josué, con todo Israel, pasó de Laquís a Eglón. La sitiaron, la atacaron,
10:35 y ese mismo día la tomaron y la pasaron al filo de la espada. Aquel día Josué consagró al exterminio a todos los seres vivientes que había en la ciudad, exactamente como había hecho con Laquís.

Hebrón
10:36 Después Josué, con todo Israel, subió de Eglón a Hebrón. La atacaron,
10:37 la tomaron, y pasaron al filo de la espada a la ciudad, a su rey, a sus otras ciudades y a todos los seres vivientes que había en ella. Josué no dejó a nadie con vida, sino que hizo con ella lo mismo que había hecho con Eglón: consagró al exterminio a la ciudad y a todos los seres vivientes que había en ella.

Debir
10:38 Luego Josué, con todo Israel, volvió atrás hasta Debir, la atacó,
10:39 y se apoderó de la ciudad, de su rey y de todas sus otras ciudades. Los israelitas los pasaron al filo de la espada, y consagraron al exterminio a todos los seres vivientes que había en la ciudad, sin dejar a nadie con vida. Josué trató a Debir como había tratado a Hebrón y a su rey, y como había tratado a Libná y a su rey.

Recapitulación de las conquistas realizadas en el Sur
10:40 Así Josué conquistó toda la región: la Montaña, el Négueb, la Sefelá y los declives de la Montaña, con todos sus reyes. No dejó a nadie con vida, sino que consagró al exterminio a todos los seres vivientes, como el Señor, el Dios de Israel, le había ordenado.
10:41 Josué conquistó desde Cades Barné hasta Gaza, y toda la región de Gosen hasta Gabaón.
10:42 En una sola campaña se apoderó de todos estos reyes y de sus territorios, porque el Señor, el Dios de Israel, combatía a favor de los israelitas.
10:43 Finalmente, Josué regresó al campamento de Guilgal, acompañado de todo Israel.

 

En este contexto, la actuación de Israel en Gaza en enero del 2009 está dentro de sus tradiciones.

 

 


 

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor