Para información sobre el autor click here



 

 

 

Ha aterrizado el buitre de la guerra
en la rama del roble descarnado;
sobre la dura, calcinada tierra,
yace el deshecho cuerpo del soldado.
Su casa en ruinas, la mujer se aferra
a la herencia de niños a su lado.
Allende el mar, alegre tintineo 
de copas. Arrogancia. Papeleo.

Brevería Nº 1219

 

 

   
¿Dónde van?

(Variación sobre el poema
"Men who march away",
de Thomas Hardy)


Les hablaron de patria en peligro,
de opresión de inocentes lejanos,
de la paz, la penuria, los dioses,
de trocar el fusil en arado,
de sembrar democracia, extendiendo
mano abierta y sonrisa en los labios;
y la idea engendró batallones
de cerebros vacíos, mecánicos,
fabricantes de muertes y ruinas,
alma estéril y puño cerrado.

¿Dónde van estos hombres con libros
de algoritmia debajo del brazo?
¿Dónde van con la fe del banquero,
ignorantes de estrellas, corsarios?

El soldado es patíbulo andante,
del que cuelgan, sin juicio ni fallo,
si un infame, cuarenta inocentes;
hombre a sueldo y, por tal, mercenario,
luchará porque al fin en su bolsa
tintineen los treinta denarios.
Alguacil de corona de espinas,
lidiador del martillo y los clavos,
fabricante de yermos y escombros,
la bandera su embozo y amparo.

¿Dónde van estos hombres sin alma,
esta nueva invasión de los bárbaros?
¿Dónde van, con pretextos espurios,
con la muerte instigando sus manos?

Libertad, democracia…A los muertos
no les sirve en su eterno descanso;
y a los vivos, que exigen el orden,
se les sirve el derribo y el caos.
Aquel joven que fue a la Academia
a aprender a matar, ha iniciado,
con su ejemplo y abuso, otra escuela
donde aprende a matar su adversario.
Si la sangre del mártir fue un día
la semilla de nuevos cristianos,
hoy la sangre es semilla, o motivo,
de un terror como el de este soldado.

¿Dónde van estos hombres verdugos
bajo piel de corderos, y cuántos
volverán a nivel de ataúdes?
¿Dónde van en fervor de disparos?

Desdeñables peones en juego
de ajedrez, donde un rey arbitrario,
incapaz de arrastrar a las tropas,
se atrinchera en su cómodo cuadro.
En tal juego de mentes mezquinas,
a recaudo de riesgo en palacio,
los ineptos, los buitres, proyectan
el despojo, la imagen, el látigo.
Y la sangre de extraños y propios
es minúsculo mal necesario.

¿Dónde van estos hombres serviles?
¿Nunca oyeron el grito-zarpazo
que convoca a las almas rebeldes?
¿Dónde van, dónde van, embaucados?

Los Angeles, 12 de julio de 2007

 




 

 

Último poemario de Francisco Alvarez Hidalgo, 

disponible en España desde mayo 2006, 

y en América a partir de primeros de junio 2006.

Más información en el siguiente enlace:

http://poesiadelmomento.com/voces/vocesalviento.html

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor