(Para información sobre el autor, click en su nombre)

    Desnuda estás
Desnuda estás. La noche se ha vestido
de ausencia y soledad. Nadie te mira.
Arde tu lecho, y tú, sobre la pira,
inmolada a los dioses del olvido.
 
Tu silencio no es calma, es alarido
de cuerpo insomne que incesante gira
en las horas sin fin; es llanto, es ira,
por sentir sin sentido tu sentido.
 
Sembrada está tu piel de sensaciones,
madura ya la mies de las pasiones,
pero no hay labrador para la siega.
 
Ah, tus espigas altas y doradas,
irrigadas con lágrimas de almohadas,
qué trémulas esperan en tu vega.  

 

 

 

 
Cuando mi piel te llama
 
¿En qué sueño trivial tu alma se esconde
cuando mi piel en soledad te llama
desde la estepa helada de mi cama,
y sólo el eco de su voz responde?
 
¿Por qué rutas de olvido vas? ¿En dónde,
o sobre quién profusa se derrama
la lluvia de tu esmero? ¿Quién reclama
ese amor que a mí sólo corresponde?
 
Hay dos tús a ambos lados de un abismo,
el que susurra dentro de mí mismo,
y el que a lo lejos su canción silencia.
 
O tal vez uno sólo, y tu gemido
grita, pero se asfixia enmudecido
en la oquedad vacía de la ausencia.
 

 

 

 
Vendrá la noche
 
Vendrá la noche sin lugar ni fecha,
y nos sorprenderá con su venida;
vendrá esa noche como media vida
a restaurar la otra mitad deshecha.
 
Ni tañerá en tu mente la sospecha
de la exangüe esperanza renacida,
ni auguraré si al borde de mi herida
un clavel rojo su eclosión acecha.
 
Desecharé mi ajada vestidura,
y avanzará mi brazo a tu cintura,
desnuda en mí como yo en ti desnudo.
 
Y habrá en la noche aroma de jazmines,
y sedoso oleaje de violines
sobre un abrazo posesivo y mudo.

 

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor