Original de

Francisco Alvarez Hidalgo

Para información sobre el autor click here



Algún día te irás, mas no del todo;
te irás como se aleja el peregrino,
perdiéndose su sombra en el recodo,
pero quedando intacto su camino,
y sus huellas, impresas en el lodo,
y ambos nombres grabados en el pino.
Te irás como una lágrima furtiva,
que no por irse deja de estar viva.


Has venido a través de las auroras,
y a través de los valles has venido,
ni río, bosque, o mar te ha detenido,
tú, que al pasar, cada rosal desfloras.

Deténgase la rueda de las horas
en tu reloj y el mío; en mí sumido,
hazme olvidar mi nombre y apellido,
y sólo recordar que me enamoras.

Para ir a ti desarrollé mis alas,
pero viniste a mí, y en mí te instalas,
irreprimible soy a tu reclamo.

Por ti abjuré de todo, en ti me obstino;
si no soy más que un alto en tu camino,
recuerda que soy yo la que te amo.

Los Angeles, 31 de enero de 2004



Soneto Nº 1030, en la voz de O.S.O.
(Huesca, España)

 

El correo frankalva@earthlink.net

está cerrado. Por favor dirigirse a:

franciscoalvarezhidalgo@gmail.com

La familia de Francisco te responderá agradecida.


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor