Antonio Gala

España (1936-)
Sonetos de la Zubia. Nº 55
 

Le abriste tu jardín y, conmovida,
se me instalaba el alma en sus umbrales
ante la gracia en flor de tus rosales
y ante tu flor recién amanecida.
 
Se extasiaba en tu sed, en la encendida
promesa de tus labios veniales,
y creyó terminados ya sus males
por virtud de tu mano bienvenida.
 
Tendió sus dedos a tu luz: brillaba,
se alzaba hasta tus ojos, los besaba
con la fatiga en paz de quien se entrega.
 
Y alegremente mi alma repetía:
“Hoy amanece azul. Hará buen día”,
mientras tu mano la dejaba ciega.










 


frankalva@earthlink.net

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor