Dionisio Ridruejo

España (1912-1975)
Estatua de mujer desnuda.
 
Desnuda y vertical, pero ceñida,
la línea de la tierra a la pereza
de una carne que cede, cuando empieza
la perfección del sueño, su medida.
 
Materia sin amor, pero encendida
por el número fiel de la pureza
donde la fría carne se adereza
sin el gusto del tiempo y de la vida.
 
¡Oh dócil a los ojos y apartada
del fuego de la sangre, muda gloria
en éxtasis de tierra levantada!
 
Antigua juventud fresca y gastada
que aflige la pasión de su memoria
en esta eternidad tan sosegada.










 


frankalva@earthlink.net

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor