Crisis

Tres noches, una vida gris, desierta,
tres noches, un dolor rojo sangriento,
pero se enciende ya en el firmamento
la hora del alba; Lázaro, despierta.

Descerrajada en tierra está la puerta
del mausoleo, se durmió el lamento,
y flagela tu rostro un nuevo aliento;
vuelve a vivir, la muerte ahora está muerta.

La sombra atrapa y a la vez consume;
sal de entre los cadáveres y asume
tu primitivo temple luchador.

Hay otra vida nueva por delante,
tal vez difícil y desafiante,
tal vez con los temblores del amor.


12 de marzo de 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

 

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:


Visita mi "Antología de sonetos"



   





Contador de "Sonetos de marzo"



Contador de "Postales poéticas"