¡Esta soy yo!
(Sí, soy una perrita muy cariñosa)

No estoy mal, ¿verdad?


A quien algo me da, entera me ofrezco;
aunque nunca me den, siempre me doy;
y tan segura de mí misma estoy
que espero todo y todo lo merezco.
 
De aquí arrancan mis celos: Aborrezco
la caricia otorgada, si no soy
receptora exclusiva; adonde voy,
haré ver que soy yo quien pertenezco.
 
Insisto en lo que quiero. Así lo digo
en alta voz, hasta que lo consigo,
y si ésta falla, con zalamerías.
 
Pero nunca he tenido que esforzarme;
que el tener junto a mí a quien sabe amarme,
colma de gozo y paz todos mis días.
 
Los Angeles, 21 de junio de 2000


En realidad, no conozco mi edad exacta, pero debo tener entre dos y cuatro años. Mis actuales dueños me adoptaron en Agosto de 1997. 
Durante mucho tiempo habían estado buscando la misma combinación de razas: Golden Retriever y Sheltie, sin suerte. Quizá esa mezcla no es muy popular, pero la combinación es formidable. 
El otro perro de la casa, Argos, (no argos96, que ese no tiene nada de perro, aunque tenga mucho de otras cosas), Argos, digo, tiene esa mezcla, y nuestros dueños están tan encantados con los resultados, que no querían otra. En la mezcla de Argos predomina el Sheltie, como en la mía predomina el Golden Retriever.
Por fin un día vieron un anuncio en la prensa, y se fueron a verme a toda velocidad. 

 

Aquí estoy junto a una de las casas que mi dueño hizo para nosotros. Argos y yo casi siempre dormimos aqui. Y durante el día también pasamos mucho tiempo aquí, porque podemos ver todo lo que pasa dentro de la casa de nuestros amos, como quién viene y quién va.
 
 

Foto tomada en Noviembre del 97


 
 
 
Yo no recuerdo exactamente dónde estuve con anterioridad, pero creo que donde estuve me debieron haber mimado mucho, ya que tengo algunas costumbres algo especiales. Por ejemplo, la primera vez que me dejaron entrar al salón, me fui derechita al sofá, y me acurruqué en una esquina. Creo que esto no era algo improvisado, sino hábito adquirido. Tengo también una costumbre curiosa, que nadie ha visto en otros perros: Cuando estoy contenta saltando alrededor de mis dueños, muerdo el aire muchas veces, y suena casi como castañuelas. Mi amo dice que soy una perra flamenca. 
Los primeros días demostré muy mala educación, metiendo las patas delanteras en el agua de beber, cada vez que deseaba un trago. Y para comer, siempre lo hacía echada en el suelo, como una holgazana, comiendo grano a grano con desgana. Pero creo que era porque estaba demasiado gordita, y acostumbrada a comer sin hacer ejercicio. 
Mis dueños me han puesto a dieta, y a la hora de comer estoy tan rabiosamente hambrienta, que ya como de pie, y casi respiro la comida como un aspirador. He perdido algo de peso, pero todavía me tienen a dieta.

Otra de mis características es que soy muy celosa. Yo quiero todo el cariño para mí solita, y trato de empujar a Argos cuando ambos estamos recibiendo las caricias de nuestros amos. También me gusta que me acaricien el estómago, y me pongo patas arriba para que lo hagan. 
Creo que a mi dueño le gustaría que algunas humanas le hicieran lo mismo.
Pero esto ya es otra historia.


 

Aquí estoy con mi amigo Argos junto a la otra casa que mi amo construyó para el primer perro, Gipsy, que murió de cancer en Noviembre de 1995. Fue la madre adoptiva de Argos. Aquí Argos estaba impaciente, y se empezó a levantar antes del disparo de la foto. Yo soy más tranquila para las fotos.

En cuanto a los gatos de la casa, Frisky apenas aparece. Se pasa la vida en casa del vecino, que lo mima mucho, y sólo viene de vez en cuando a ver si hay algo mejor en casa. En cuanto a Logan, es más casero, y he tratado de correr tras él, pero él es más rápido. Creo que se divierte tomándome el pelo, paseando sobre el muro que circunda la casa, mientras yo lo sigo a lo largo, saltando y ladrando. En el fondo creo que somos amigos. Pero él es mucho más amigo de Argos, con el que se roza a cada pasada.
Bueno, creo que ya está bien de rollo. No sé si esto le interesa a alguien o no. Pero allá va de todos modos.


 

Bueno, si alguien quiere escribirme, puede hacerlo al siguiente E-mail:

frankalva@earthlink.net
 

Deja tus comentarios en este libro



 
 
 

¡Guau! ¡Guau! ¡Guau! ¡Guau!

¡¡¡Miaaaaauuuuuu!!!
(¡Me encanta este sonido!)


 
 

 

En estas páginas encontraras la poesía de mi amo.


Si quieres saber quien es has CLICK en su nombre