Poema escrito por:


(Para información sobre el autor, click aquí    

Laura

(A Nana, en la pérdida de su perrita)



Qué silencio tan triste me ha mordido
desangrándome el alma de repente;
aún junto a mí, y haciéndoseme ausente
con el adiós del último ladrido.

No tiene el universo otro sonido
ni tan desolador ni tan doliente
como el que casi imperceptiblemente
vibró en mi mano a su postrer latido.

Oh mi pequeña y dulce compañera,
rebosante de amor, siempre a mi espera,
tan fiel, sin condiciones ni reproches.

Sin la inquieta sonrisa de tu cola,
dormirá mi alegr
ía, estando sola
en el silencio oscuro de mis noches.

Soneto Nº 147

Los Angeles, 26 de enero  de 1999

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor