Soneto escrito por:

 


(Para información sobre el autor, click aquí    

 

 

 
Una ventana


Oigo el rudo silbido de la muerte,
como si el largo tren en que viajo
se acercara a su término; relajo
la tensión de los músculos; mi suerte

también ha sido echada; me hago fuerte,
frente a este Rubicón en que aventajo
la osadía de César: No barajo
sino una opción, que sobre mí se vierte.

Siempre hay una estación, siempre se llega,
sea o no tiempo de vendimia o siega,
con el sabor del fruto prematuro.

No para mí. No he de llamarla hermana 
como el hombre de Asís, sólo ventana
abierta hacia otro tipo de futuro.

Soneto Nº 1619
Los Angeles, 20 de enero de 2007 

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor