Soneto escrito por:

 


(Para información sobre el autor, click aquí    

 

 
Moribundo

A Bob Fuchs, amigo y vecino. 

Con ojos me miró de quien presiente
la inmediatez del fin, mustia mirada,
como si el alma, ciega, extenuada,
se negara a una vida indiferente.

El cuerpo, ya sin músculos, resiente
su peso reducido; desmayada, 
cuelga una mano al lado, y despoblada
parece estar de imágenes la mente.

Sólo un techo monótono, cortinas,
rostros anónimos a las retinas, 
intravenosas, tubos, monitores...

Ay, amigo, que al éxodo resbalas,
vas a emprender el vuelo sin escalas
a un país que ha proscrito los dolores.

Soneto Nº 941

Los Angeles, 24 de noviembre de 2003

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor