Poema escrito por:

 


(Para información sobre el autor, click aquí    

 

 
Su partida
 

Abrázame en el pórtico del llanto,
donde flotan de luto las banderas;
mis lágrimas murieron agotadas,
y quiero una vez más llorar por ella.

Pasó el viento de largo sin ser visto,
vino la lluvia y se perdió en la tierra, 
se consumió la lámpara en la noche,
y se durmió la luz en las tinieblas.

Y ella en su lecho se agostó despacio
como el rosal sobre la tierra seca;
y absorbió oscuridades en los ojos,
y la palabra fue perdiendo fuerza.

Con invisible mano fría el tiempo
borró el color y la vistió de niebla;
mas ni el dolor ni la desesperanza
menguaron su enigmática belleza.

Oh soledad, que te juzgué dormida,
y penetraste en mí sin resistencia,
uniendo su partida y tu llegada
en la noche del alma triste y negra.

Cómo vino a ser parte de mi vida,
y cómo su dolor se hizo mi pena,
y al llegar el momento inevitable
de cruzar la fatídica frontera,
me arrebató la flor del sentimiento
dejando mi alma inánime y desierta.

Soledad que viniste con su muerte, 
ayúdame a llorar por mí y por ella.


Los Angeles, 5 de mayo de 1998

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net

Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor