Soneto escrito por:

 


(Para información sobre el autor, click aquí    

 

 
Definitivo descanso
 

Al filo de la noche sigilosa,
abandonaste al fin nuestra ribera;
surcó sobre las aguas tu galera
a horizonte lejano en que hoy reposa.

Lenta, constante, a veces dolorosa,
mas llena de esperanza, fue la espera;
para ti ya esta tierra es extranjera,
al irte hacia la patria luminosa.

En sosegada placidez viviste,
y en visión de otro mundo que persiste
más allá de las olas y las nubes.

Las velas de tu nave ya son alas,
y ataviada en tus mejores galas,
al encuentro de Dios subes y subes.

Soneto Nº 451

Los Angeles, 8 de mayo de 2001

Regresar a la página principal:

 

 

 

frankalva@earthlink.net


Te invito a conocer toda mi producción:

 

 

Si el "banner" anterior no se abriera

Haz "click" en este Enlace

Copyright/Derechos de autor