(Para información sobre el autor, 'click' en su nombre)     


   

 

 

 

 

 

Hueles a amanecer, a noche oscura,
y en tu fronda se albergan humedades
en que resbalan huéspedes erguidos.
 
Eres toda vanguardia y apertura,
toda serenidad y tempestades,
y ambos, revolución de los sentidos.
 

Brevería Nº 1758             


Sobre la húmeda tierra

Quiero una noche oscura ser testigo,
desde la soledad de la arboleda,
de esa espacial, radiante polvareda
de estrellas que otro contempló contigo.

Y ese momento de sereno amigo
invocará al amante a que proceda
por el reverso audaz de tu moneda,
que en cara y cruz me ofreces y consigo.

Sobre la húmeda tierra recostada,
observaré la bóveda estrellada
al fondo circular de tus retinas.

No cerrarás los ojos, que te miro.
Y al besarte en los labios, tu suspiro
pasará su temblor a las colinas.


Los Angeles, 25 de marzo de 2006

Soneto Nº 1442

 


Firma en:






Envía esta página a esas personas
tan especiales en tu vida...
Tu Nombre:
Tu Correo:
Su Nombre:
Su Correo:
Para múltiples envíos, presionar en

Mensaje que deseas enviarle:

 










Escríbeme.


frankalva@earthlink.net



Otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo: