(Información sobre el autor, click/pincha en su nombre)

 


      

 

Eras tierra fecunda, y mi semilla
vibrante reventó en el surco abierto;
temblaron las colinas, y a la orilla
de tu vida quedé. Si estoy despierto
no me dejes dormir, que perdería
tan bella realidad. Y si dormido,
no interrumpas mi sueño, que eres mía,
y si me despertara, te habrás ido.

Brevería Nº 2070, de FAH              

 


Firma en:








 










Escríbeme.


frankalva@earthlink.net



Otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo: