(Para información sobre el autor, 'click' en su nombre)     

 
 

Oh, cómo surco el mar en tu bajel,
yo, capitán seguro sobre el puente,
yo, adosado a la espuma de tu piel,
yo, absorbiendo la brisa en ti latente.

No necesito en esta singladura
ni brújula ni estrella que me guíe,
sólo una cierta dosis de locura
que me haga zozobrar o me extravíe.

Brevería Mº 532           

 

Tu piel, mi piel

 

Tu piel, tambor bajo el redoble andante
de mis dedos hambrientos, subrepticios,
tu piel, abierta a mansos ejercicios,
tu piel sobre mi piel itinerante.

Mi piel, penetradora y circundante,
en rastreo de arcanos intersticios,
mi piel, que aprende todos los oficios
y en ti los ejercita desbordante.

Tu piel, mi piel, dos planos superpuestos,
en parte idénticos y en parte opuestos,
piezas diversas de íntimo engranaje.

Tu piel, cargado galeón de plata,
mi piel, arrollador barco pirata
lanzado a toda vela al abordaje.


Los Angeles, 20 de octubre de 2004



Soneto Nº 1
160 de FAH
160 de FAH

 
          

 


Firma en:








 










Escríbeme.


frankalva@earthlink.net



Otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo: