Para información sobre el autor click here




Atadura


Oh, qué abandono en mí, qué insuficiencia;
cuánta anticipación se me derrama,
sin libertad de acción; quiero y no puedo,
tensas las ligaduras que me amarran,
tensa la piel, manos y pies crispados,
y mi lascivia un tren a toda marcha.

(Fragmento del poema "Bondage")





La venda de los párpados descansa
tenue sobre los ojos; la serena
mirada es hacia dentro; la melena
cuelga sobre los hombros, suelta y mansa.
 
Circunda una maroma su figura
sobre los senos trémulos, desnudos;
y los pezones rígidos, agudos,
vivos arpones son en miniatura.
 
Aire de abdicación, de acatamiento,
de honda sensualidad su cuerpo engloba;
y en su concentración nadie le roba
la magia voluptuosa del momento.
 
Un hombre de mirada firme y densa
se perfila a su espalda, silencioso;
y a la vez delicado y vigoroso
con ambas manos la maroma tensa.
 
Estremecida y muda, esta mujer
parece el alma de un escalofrío,
pero en el interior es todo un río
volcado en cataratas de placer.  
 

 





Firma en:








message











Escríbeme.



Otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo: