(Para información sobre el autor, 'click' en su nombre)     


  

 

 

 

 

 

Avanzo lenta, alternativamente,
por la doble avenida
de tus muslos abiertos. Inminente
se anuncia mi llegada. Me convida
tu propia invitación, y estremecida,
qué largo te parece
el momento tan breve de la espera.
Tu ruta se humedece,
mi ritmo se acelera,
tú, mi enramada, yo, tu enredadera.

Brevería Nº 1604              

 

 

  

Soterrado manantial

Cabeza entre ambos muslos, convergencia
de dos ríos en una sola fuente;
sedienta está la boca, y en la mente
los conceptos olvidan su elocuencia.

Quien ha llegado aquí sin resistencia
por sendero de acción irreverente,
ni se rinde al pudor, ni se arrepiente,
desplazando el ardor a la inocencia.

Siempre en voracidad, y con la audacia
de quien invita, acepta y no se sacia
con cada nuevo ruego, nueva oferta.

Manantial soterrado, reventando
espumoso en los labios, conjurando
dormida rosa que febril despierta.


Los Angeles, 16 de mayo de 2006

Soneto Nº 1469

 


Firma en:








 










Escríbeme.


frankalva@earthlink.net



Otras páginas de Francisco Alvarez Hidalgo: